Nuestra producción se basa en el reciclaje, es decir, un proceso destinado a recuperar y reutilizar los residuos industriales y municipales. El reciclaje convierte a los residuos en un recurso valioso y en lugar de ir a un vertedero, se convierten en materias primas, entre otras, para la elaboración de nuestros productos. El propósito del reciclaje es ahorrar energía y proteger el medio ambiente. Las materias primas secundarias se procesan para limitar la explotación de las materias primas primarias.
Todos los residuos que nos llegan son reciclados. Se lavan, se secan, se derriten y se vuelven a granular. El resultado de todo el proceso es la obtención de un granulado de alta calidad, que es una materia prima utilizada en el proceso productivo.